Como otros sistemas de ventilación, el ventilador tiene la ventaja de consumir menos energía que sus primos del aire acondicionado. También es mucho menos dañino que los aires acondicionados, que pueden promover el desarrollo de organismos causantes de enfermedades. Es adecuado para todas las superficies y sigue siendo mucho más barato que los sistemas de aire acondicionado. Gracias a su moderno diseño, los ventiladores de techo también pueden ser una parte original de la decoración de una habitación.