Antes de divertirse, asegúrese de que el tobogán cumple con las normas de seguridad francesas y europeas (NF EN 1176-3). La presencia de un sistema antideslizante en la escalera o en los escalones es obligatoria. Es posible añadir cinta antideslizante Otro elemento importante es el pasamanos a lo largo de las pequeñas escaleras. Cuanto más alto sea el deslizamiento, mayor será el riesgo de caída, y se debe considerar cuidadosamente la zona donde el niño se sienta antes de deslizarse. La entrada del tobogán debe tener asas o una barra para facilitar el cambio de posición y asegurar la estabilidad del niño. Hablando de toboganes, el modelo que ha seleccionado ha sido diseñado para que sólo un niño pueda deslizarse a la vez. La presencia de rieles laterales, o rieles guía, es una característica de seguridad adicional. Para evitar el riesgo de lesiones en las manos, es mejor elegir modelos con estos elementos sólidos. Una estructura con una base amplia proporcionará una buena estabilidad. Por último, la zona de salida del tobogán debe estar lo más despejada posible para evitar lesiones. El mejor amortiguador natural es la hierba. Los mejores amortiguadores naturales son el césped. Los accidentes relacionados con caídas son más graves en superficies duras como el asfalto o la grava.