Leer, hojear una revista, ver a los niños jugar, oler el aroma de las flores… Un banco de jardín se convierte rápidamente en indispensable. Funcional, es un elemento indispensable para añadir un toque decorativo a su exterior. Dependiendo del modelo elegido, puede incluso cambiar la atmósfera del jardín. Durante los últimos años, los diseñadores han estado sacudiendo ideas preconcebidas para desempolvar este mobiliario de exterior y ofrecer versiones en diferentes materiales: madera, acero, hierro forjado, resina, espuma, hormigón, piedra, mármol?