Puedes añadir accesorios y características a tu bolso cambiador para hacerlo más funcional y práctico, o incluso para convertirlo en un accesorio multifuncional. Echemos un vistazo a las posibilidades, desde las más esenciales a las más prescindibles: el cambiador. Es el accesorio indispensable por excelencia. Puede desenrollarse, colocarse en cualquier superficie y puede cambiar al bebé en condiciones higiénicas óptimas dondequiera que esté. Muchos modelos de las bolsas ya integran el cambiador. De lo contrario, es una inversión que debe considerarse lo antes posible: el clip del cochecito. Este accesorio tiene la forma de pinzas o mosquetones para sujetar el bolso cambiador al cochecito. Ideal para no tener la bolsa constantemente sobre los hombros o en la mano. Los modelos universales son adecuados para todo tipo de cochecitos y la bolsa isotérmica. Práctico para mantener la leche y las comidas del bebé a la temperatura deseada durante varias horas. Una bolsa para poner los pañales limpios, otra para poner los pañales sucios en caso de que sea imposible tirarlos de inmediato. Algunos modelos pueden transformarse en una cuna de viaje para que el bebé pueda tomar una siesta en cualquier circunstancia. En el modo cuna, los bolsillos de almacenamiento están ubicados en el exterior de la cuna para un fácil acceso.