Al lavar el cabello, elija productos con agentes “antifrizz”, que ayudan a limitar la aparición de frizz, especialmente en tiempo húmedo. Luego, en el cabello secada o desecada… (depende de los productos) aplicar un suero o un spray protector del calor. Lleno de ingredientes activos hidratantes, nutren y protegen el cabello de los efectos dañinos del calor.