Dependiendo de las cámaras, las imágenes pueden ser grabadas en la nube o en una tarjeta de memoria. Cada una de estas dos opciones tiene sus ventajas y desventajas. La nube permite, a veces por una cuota Es importante almacenar los videos en un servidor seguro al que sólo tú puedas acceder. La tarjeta SD no necesita una conexión a Internet. Por lo tanto, sigue funcionando en caso de una interrupción del Wi-Fi. Además, es independiente de cualquier almacenamiento externo. Sin embargo, cuando la memoria de la tarjeta está llena, la cámara sobrescribe automáticamente el archivo más antiguo.