Difundir los aceites esenciales adecuados en una habitación para, por ejemplo meditar o relajarse es también una gran ventaja. Gracias a los numerosos aceites disponibles en el mercado y, por consiguiente, a los numerosos aromas existentes, se pueden conseguir sinergias de aceites esenciales que, una vez difundidos, se adaptarán perfectamente para crear un verdadero universo zen, dedicado a la relajación y al descanso. Una vez más, podrá recrear este universo de apaciguamiento en todas partes llevando un difusor adaptado.